La peste porcina africana expandiéndose en el mundo.

La peste porcina africana es una enfermedad viral grave que afecta los sistemas de explotación porcina, produciendo una mortalidad de hasta el 100% de los rebaños, si no es controlada a tiempo. Históricamente su prevalencia y endemicidad se restringía a los países del África Subsahariana, y a la zona de Cerdeña de Italia en el continente europeo, así como también se llegaron a notificar brotes en otras partes de Europa, Sudamérica y el Caribe (1971 y 1980 en Cuba, 1978 en Brasil y República Dominicana y 1979 en Haití). Sin embargo desde el 2007 la enfermedad se ha notificado en numerosos países de África, Asia y Europa, tanto en cerdos domésticos como silvestres.

Más recientemente en lo que va de 2018 el panorama de la enfermedad en Europa y Asia es de cuidado, por cuanto, el virus de la peste porcina africana está endémico en el Este de Europa, ha sido diagnosticado ya en nueve (9) países de la Unión Europea y recientemente también en China, donde el virus se expande vertiginosamente, amenazando la primera industria porcina del mundo.

La peste porcina africana afecta a los cerdos domésticos y silvestres, tales como jabalís verrugosos, jabalís europeos y jabalís americanos, de todos los grupos de edad por igual, no representa ninguna amenaza para la salud humana, pero si para la salud porcina, por cuanto su presencia genera cuantiosas pérdidas económicas y productivas para estos sistemas de explotación.

La peste porcina africana es una enfermedad de tipo hemorrágica, causada por un virus ADN de la familia Asfarviridae, que produce en los animales enfermos síntomas de fiebre alta, pérdida de apetito, hemorragias de la piel y órganos internos, especialmente cuando la infección es debida a formas del virus de alta malignidad o virulencia, pudiendo ocasionar la muerte de los animales entre el segundo y décimo día postinfección y hasta en el 100% del rebaño porcino.

 
Lesiones de Peste Porcina Africana en Cerdos Domésticos.
Lesiones de Peste Porcina Africana en Cerdos Domésticos.Tomado de: http://www.cfsph.iastate.edu/DiseaseInfo/disease-images.php?name=african-swine-fever&lang=es

Por tener estas características tan especiales es que el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la registra en su listado de enfermedades de importancia epidemiológica y de declaración obligatoria.

Esta enfermedad transfronteriza se propaga a través de cerdos vivos o muertos, domésticos o silvestres, y de los productos derivados de los cerdos. Además, la transmisión puede darse por el alimento o fómites (elementos no vivos) contaminados, como calzado, vestimentas, vehículos, cuchillos, equipos, etc. debido a la gran resistencia ambiental del virus de la peste porcina africana.

Otro aspecto importante a considerar es que actualmente No existe, en el mundo, vacuna autorizada contra la peste porcina africana, lo cual implica redoblar la vigilancia epidemiológica en la región, respecto a esta enfermedad, en virtud de la capacidad biológica que tiene este virus para desplazarse a distancias de magnitud continental y de los cuantiosos y variados intercambios comerciales entre América latina y el continente europeo y asiático. Especial vigilancia debe tener Venezuela en virtud de los tratados comerciales con la República Popular de China para evitar la introducción de la enfermedad en el país.

Por: Florángel Conde
mveterinariaaldia@gmail.com
@fcondet en Twitter
@fctvet en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*